CARTA DE D. JAVIER SAN MARTIN A LOS COLEGIADOS

En Madrid, a 2 de noviembre de 2015
Colectivo de Graduados Sociales de España
Querido Colega:

De nuevo me dirijo a ti, en esta ocasión para expresarte mi satisfacción por la evolución y el status que ha adquirido nuestra profesión, en los últimos tiempos, ante la sociedad española.

Recientemente, la Ley Orgánica 7/2015, de 21 de julio, modificó la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de Julio, del Poder Judicial, por medio de la cual, se nos concede oficialmente y con rango de igual nivel que otras profesiones jurídicas, como abogado y procurador, la categoría de colaborador de la Administración de Justicia.

Se obliga a los funcionarios de Justicia a “tratar con corrección y consideración a los superiores jerárquicos, compañeros, subordinados, así como a Abogados, Procuradores y Graduados Sociales”.

Al mismo tiempo, la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, Ley 7/2015, de 21 de julio, establece en su artículo 544, la obligación de prestar juramento o promesa de acatamiento a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico, antes de iniciar nuestro ejercicio profesional.

El párrafo segundo de dicho precepto reformado, establece la colegiación obligatoria para actuar ante los Juzgados y Tribunales, definiendo ya, sin temor a que una Ley de Servicios Profesionales pueda descartarlo, la colegiación obligatoria para nuestra profesión.

Los apartados 1 y 2 del artículo 546 de la reforma, sientan las bases para la posterior incorporación en el tiempo de la Disposición final undécima de la Ley 42/2015, de 5 de Octubre, que reforma la Ley 1/2000, de 7 de Enero, de Enjuiciamiento Civil, y que textualmente dice “… El Gobierno, en el plazo de un año a contar desde la publicación de esta Ley en el «Boletín Oficial del Estado», remitirá a las Cortes Generales, para su aprobación, el proyecto de ley que regule la capacitación profesional exigida a los graduados sociales para actuar en los procedimientos laborales y de Seguridad Social de conformidad con la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social, y que determine, entre otros aspectos, el título exigible, la formación especializada y la evaluación a realizar. A tal efecto y con el fin de elaborar, en el mismo plazo de un año, un estudio sobre los desarrollos normativos necesarios para la adaptación del marco legal que posibilite, en su caso, el acceso de los graduados sociales al sistema de representación técnica gratuita, se constituirá en el plazo de tres meses una comisión mixta formada por el mismo número de representantes del Consejo General de la Abogacía y del Consejo General de Graduados Sociales, de la que formarán parte los expertos, en igual número, que designe el Ministerio de Justicia.”

En definitiva, este año 2015, por lo que se refiere a la profesión en el entorno jurisdiccional, creo honradamente que hemos alcanzado las más altas metas y hemos consagrado nuestro buen hacer ante los Juzgados de lo Social.

Debemos de comenzar el desarrollo de la representación técnica gratuita, con encaje en la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita que como ya he dicho, se ejecutará en el plazo de un año.

Igualmente tenemos que poner en marcha, una vez diseñado, los requisitos para acceder a nuestra profesión (máster de acceso y examen de estado) que solamente afectará a aquellos grados en relaciones laborales y recursos humanos, que se colegien y adquieran el estatus de colegiado, una vez se haya desarrollado el plan de acceso a nuestra profesión por esa comisión que aun no se ha creado pero que sin duda, se creará en el año 2016.

Queda por hacer, que la Ley también nos permita, firmar el Recurso de Casación ante la Sala IV del Tribunal Supremo, labor que tomo con mucho esmero e ilusión, pues considero que con esto culminaré el propósito que hice ya 12 años, y que estoy viendo como poco a poco, se convierte en una realidad.

A mi modo de ver, la profesión de Graduado Social ha logrado el respeto y la consideración de Abogados, Procuradores, Jueces, Magistrados, Fiscales, Secretarios Judiciales (ahora letrados de la Administración), Médicos Forenses, funcionarios; y sobre todo y por encima de todo, el respeto y la consideración de los ciudadanos.

Ese respeto y consideración, se ha conseguido con el trabajo humilde, callado y sincero de todos y cada uno de los Graduados Sociales colegiados que componemos esta gran familia. Ahora es el momento del Graduado Social. Así que ¡¡ENHORABUENA con mayúsculas!! A todos y cada uno de los que formamos este colectivo, porque sinceramente creo que lo estamos consiguiendo. Estamos consiguiendo ser una profesión especializada y preparada en materia laboral y de Seguridad Social y así nos lo han reconocido.

Pero, si como se puede comprobar, esta profesión ha adquirido su mayoría de edad en el orden procesal, especialmente con el equipo ministerial actual, no podemos decir lo mismo de la Seguridad Social. En efecto, como sabes, a primeros de año, se ordenó no pagar la Administración Concertada por parte de la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social a las Mutuas Colaboradoras; es decir, que sin haberse derogado la Administración Concertada en la mal llamada Ley de Mutuas (porque no se han derogado las Órdenes Ministeriales que la desarrollan), sí que se ha interpretado que la citada norma, deroga esta figura, y es cierto que las Mutuas Colaboradoras ya no nos abonan ese trabajo.

Pues bien, yo no puedo ser impasible ante esta situación. Puedo ser triunfalista en cuanto a las competencias en el ámbito procesal, pero desde luego, interpretar que la Administración Concertada ha sido derogada por la Ley, es, no solo una equivocación jurídica por parte de quien así lo interpreta que es la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, sino también un grave error que se está cometiendo con los Graduados Sociales.
Y desde luego, no puedo permitir que eso quede así, sin una respuesta jurídica, ni política.

He intentado por todos los medios reunirme con la Ministra Fátima Báñez, para aclarar esta situación. Llevo casi un año intentando entrevistarme con ella. Lo mismo que debo de decirte que en Justicia hemos sido tratados con la mejor de las cortesías, en Empleo y Seguridad Social, no se han dignado a recibirnos, a pesar de que nuestro colectivo pertenece orgánicamente al Ministerio de Empleo y no al Ministerio de Justicia, pero lo cierto es que, hasta la fecha, no nos han recibido y ello no debe de pasar desapercibido para un colectivo que lo ha dado todo para que saliera adelante el Sistema RED y para que saliera adelante el Sistema TESOL, el Sistema Contrat@, el Sistema Delt@, el Sistema Cret@, etc.

Por tanto, no solamente te envío mi enhorabuena por el reconocimiento procesal de la figura del Graduado Social, sino que también te informo que seguiré intentando evitar el efecto perjudicial que ha hecho en nuestro colectivo la interpretación de que la Administración Concertada está derogada.

Nuestros Servicios Jurídicos están ya finalizando un informe, por medio del cual debemos de actuar, y yo mismo, a la cabeza de la profesión, intentaré hacer ver a los responsables de Empleo y S.S. del próximo Gobierno, que la Administración Concertada no solamente sigue activa, sino que es necesaria.

No suelo dirigirme al colectivo por escrito, solo lo hago en circunstancias muy especiales. En los 12 años que llevo de Presidente del Consejo General, ésta es la tercera vez, por ello, te ruego consideres este escrito como una felicitación y una comunicación de esperanza. Felicitación por lo conseguido en el orden jurisdiccional y esperanza porque a partir de la formación del próximo Gobierno, sea cual sea éste, el colectivo de Graduados Sociales volverá a reivindicar la contraprestación por la Administración Concertada y no cesaré hasta conseguirlo.

Por último, permíteme ante las próximas Navidades, felicitarte y desearte, para ti y para tu familia, Salud, Paz y Prosperidad para el año 2016.

Fdo.: Javier San Martín Rodríguez
Presidente del Consejo General

A %d blogueros les gusta esto: